December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

October 22, 2019

October 16, 2019

October 11, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

CUIDA TU DIETA DIARIA

November 26, 2019

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo

 

Un tema que ha cobrado trascendencia en estos años es el de la “sana nutrición”. En las últimas décadas, se ha incrementado el número de personas con una salud comprometida por llevar una vida de mala dieta. La industria de los comestibles ha hecho fortunas, prácticamente envenenando e intoxicando a quienes era seducidos con nuevos sabores que escondían como consecuencia una salud comprometida. Esto no podía seguir ese curso, no solo por un asunto de salud, sino aun económico.

 

Al fin, un ejército de nutricionistas, médicos dietólogos y entrenadores, nos han hecho reevaluar la alimentación como un aliado para fomentar la salud física en lugar de ser una herramienta de exterminio y, de esa manera, prolongar la vida disfrutándola en mejores condiciones.

 

Es excelente mirar por la salud física; el problema es que nos hemos concentrado tanto en el cuerpo que, nos olvidamos de la salud del alma. Lo que toda persona necesita es una salud completa, no parcial. Si tenemos un organismo sano, pero, un alma corrompida, no nos hará mucho provecho en la vida. Es importante esto último, quizá, y no me cabe la menor duda de esto, el alma en mayor grado. Si una dieta alimenticia adecuada es buena para el cuerpo, imagine usted cuán importante lo será una dieta espiritual para el alma.

 

El apóstol Pedro dijo estas palabras, “desead como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación” (1 Pe. 2:2) A nadie se le ocurriría dar a un niño bebidas alcohólicas por ejemplo para que se desarrolle. Pues bien, de la misma manera, debemos considerar que tipo de alimento ingerimos para la nutrición de nuestras almas. Una ración apropiada y diaria de la palabra de Dios puede hacer milagros en nuestras vidas, solo debemos seguir fielmente la prescripción del famoso apóstol del pasado. Así que, no solo vaya a la heladera en este día, por favor, abra también la Biblia e ingiera algunas de sus recomendaciones, le aseguro que su salud espiritual se incrementará notablemente. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload