December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

October 22, 2019

October 16, 2019

October 11, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

EVIDENCIAS

October 11, 2019

Buenos días estimados amigos/as, bendiciones en el nombre de Cristo.

 

A través de los años me he encontrado con mucha gente que me han dicho “no creo en Dios” ¿Es usted uno de ellos? Permítame hacer con usted un razonamiento. Probablemente este leyendo estas líneas a través de su computadora, smartphone o tableta o, quizás algún artefacto electrónico de alta tecnología. Otros, están escuchándome por emisoras de radio, vía internet u ondas en el aire reproducidas por algún transmisor. Sea como fuere, usted y yo establecimos una interacción mutua, yo comunico y usted me lee o escucha.

 

Muy bien; permítame preguntarle esto, ¿quién inventó el aparato electrónico con el cual lee o escucha estos pensamientos? Seguramente me responda, una factoría, un ingeniero, algún técnico especializado, etc. Perfecto; supongamos que yo le digo a usted que este artefacto con el cuál me lee o escucha, no fue creado por ningún ser inteligente, que se hizo por sí solo; simplemente las partes tomaron forma por sí solas, se acercaron unas a otras, se juntaron y, lo hicieron en la forma precisa con un propósito específico, no cualquier otro; y dicho propósito es que usted y yo tengamos este intercambio. ¿Se le ocurriría pensar que tal cosa es posible? Estoy seguro que, si es una persona de mediana inteligencia, concluirá que no; alguien, en algún lugar tuvo que pensar, idear un propósito, tomar los materiales adecuados, ordenados de la debida forma, para que, al fin, usted y yo podamos tener este intercambio.

 

A nadie se le ocurriría pensar que esto artículos de tecnología se hicieran o crearan a sí mismos; de afirmarse tal cosa nos dirían que estamos locos. Sin embargo, usted como máquina biológica es increíblemente más complejo que el aparato a través del cual recibe estas ideas y, por alguna razón, se convence que, cada hueso, nervio, tejido, órgano, vena, arteria, etc., vinieron a la existencia por sí solos, se pusieron de acuerdo en juntarse, asumir una función determinada y, por encima de todo, un propósito determinado. La gente concluye que, en ese caso, si, vinimos de la nada, pero, un aparato electrónico inferior en complejidad, tuvo que ser ordenado por un ser inteligente. ¿No le parece que eso es una de las grandes contradicciones a la que nos hemos esclavizado?

 

El apóstol Pablo, hace dos mil años atrás, hizo este razonamiento en el libro a los Romanos 1:19-20, “porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa” Esa última frase es muy seria e importante, porque nos compromete. Si puedo aceptar el hecho que esta máquina electrónica tuvo que haber sido inventada por un ser inteligente, y luego concluir que esta máquina biológica mucho más compleja, se creo sola, es porque teniendo ojos para ver, escojo ser ciego y, poseyendo un cerebro que nos asiste para argumentar con sentido lógico lo hacemos en forma ilógica, entonces, bien tiene razón Pablo, no tenemos excusa. ¿Por qué? Pues, porque las evidencias están claras y delante nuestro, solo que optamos deliberadamente por ignorarlas. ¿Puedo pedirle un favor entonces? Reevalúe su postura anti Dios y no sea incrédulo, solo crea. Considérelo.

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload