December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

EMPODERAMIENTO

September 4, 2019

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo.

 

Un término que ha ido ganando lugar en nuestro lenguaje actual es, “empoderamiento”. Con esta palabra se quiere describir el proceso a través del cual una persona, comunidad o grupo social es dotado de los elementos necesarios para aumentar su fuerza, mejorar su capacidad o potencial, con el fin de superar su situación, ya sea personal, social, política, económica, espiritual o psicológica.

 

Visto desde una perspectiva general, no ofrece mayores problemas el uso y comprensión de este término. Sin embargo, cuando agudizamos un poco más la atención al uso de este, caemos en cuenta que ofrece algunos problemas. El empoderamiento es visto como el desarrollo en una persona de la confianza y seguridad en sí misma, su capacidad, potencial e importancia de sus acciones y decisiones para afectar su vida en forma positiva.

 

¿Qué sucede con esto? Pues bien, en el huerto del Edén, lo que la serpiente hizo fue precisamente empoderar a la mujer y al hombre. En lugar de enfocarlos en la dependencia absoluta de su Creador, más bien les sugirió hacer todo lo contrario, es decir, buscar su independencia y el desarrollo de la auto confianza y potencial que cada uno de ellos poseía. Los resultados fueron desastrosos. Todo el mal que ha experimentado la humanidad históricamente se debió al empoderamiento del hombre y como éste hace uso y abuso del mismo sobre los demás. Claro, uno puede concluir que lo que se está proponiendo en estas palabras es que nos rebajemos a los caprichos de un dictador sobre nuestras vidas. Pero no, de ninguna manera. Resulta que el empoderamiento que nos ofreció la serpiente fue, precisamente eso mismo, el someternos a una dictadura, la del pecado, la de la carne y, además, la de las fuerzas del mal.

 

Para un cristiano, el empoderamiento es un término que va a contramano de la autoridad y soberanía de Dios sobre la vida de cada una de sus criaturas. Pablo decía que lo podía todo en Cristo que lo fortalecía, no que lo podía lograr todo por un empoderamiento propio. El apóstol hablaba y vivía sujetándose a la voluntad de su Dios, no sujetando a Dios a su voluntad para empoderarse a sí mismo. El verdadero empoderamiento, si se ha de considerar el término en alguna forma, no debería ser la actitud propia de cada individuo hacia sí mismo, sino la intervención de Dios fortaleciéndonos a través de la obra de su Santo Espíritu en cada uno de nosotros. En tal caso, dicho empoderamiento sería de parte de Dios y no de parte nuestra. En lugar de seguir las sugerencias de una ideología que nos arrastra más a la auto dependencia, procuremos aferrarnos con confianza más a Dios. Él es el Dios de poder y quien nos otorga del mismo para que podamos, no solo superarnos o, debería decir, ser superados, sino, construir una sociedad mejor. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon