December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

COMUNICANDONOS

August 22, 2019

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo

 

Dijo el literato inglés William Hazlitt, “El arte de la conversación es el arte de escuchar y de ser escuchado”. Pero, en la actualidad, en un mundo tumultuoso debido a diferentes ideas, cuando conversamos, ¿escuchamos o más bien buscamos ser escuchados? Cuando somos testigos de los debates en diferentes tópicos de discusión como, la política, la economía, la sociedad, la moral, la religión, etc., notamos que, en lugar de sostenerse conversaciones, lo que se lleva a cabo es discusión violenta donde se encuentran dos frentes de ideas opuestas que procuran imponerse una a la otra. Cuando se trata de hablar de las diferentes opiniones en materia de fe, en especial al tocar temas doctrinales, lo que menos se hace es escuchar, en realidad, nos hacemos escuchar y, en la mayoría de los casos, tratamos de intimidar a la otra parte a ceder a nuestra óptica. No faltan los derogativos, los insultos y condenas cuando las emociones se disparan con el fin de defender hasta las últimas consecuencias nuestra interpretación de las cosas.

 

El arte es la actividad en la que el hombre recrea, con una finalidad estética, un aspecto de la realidad o un sentimiento en formas bellas valiéndose de la materia, la imagen o el sonido. La conversación debe tener presente el sentido de la estética, saber hablar. En la Biblia, se nos llama a edificar a quien nos escucha, pero para ello, debemos comunicar bien. Pero, por otro lado, implica dicho arte el dominar el oído, en ese caso, domándolo para prestar atención a quién nos habla. Quizá lo que se diga no es de nuestro agrado, pero, de todos modos, estamos dispuestos a intercambiar ideas y evaluar con atención el aporte de aquel con quien conversamos.

 

Como cristianos, debemos orar y trabajar para lograr dominar el arte de la comunicación, debemos hablar, pero, debe incluir el oír. Dios habla y escucha y, al impartir su imagen y semejanza al hombre, nos concedió esta capacidad para que podamos hablar con él y oírle, pero, también para que podamos hacerlo entre nosotros mismos. Así que, disciplinémonos en el arte de la comunicación recordando que, no solo debemos hablar, pero, y lo que es de suma importancia, debemos aprender también a oír, no pelear, que es un arte diferente. Considérelo.

 

El pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon