December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

SACRIFICIOS

August 13, 2019

Buenos días estimados amigos/as, la gracia de Cristo sea con ustedes.

 

Escucho comúnmente a la gente hablarme de los sacrificios que hacen para lograr algo; sacrificios para ahorrar algún dinero; sacrificios para educar a sus hijos; para comprar una casa, estudiar, bajar de peso, etc. Lo que se quiere decir con “sacrificio” es, cuanto están dispuestos a privarse o esforzarse con el fin de alcanzar algún objetivo; a eso, normalmente le llamamos, sacrifico personal.

 

Hay quienes, sin embargo, consideran sacrificarse un desperdicio de tiempo, porque, por el anhelo de obtener algunos resultados en la vida, se privan de vivirla. Bueno, la verdad es que, si no hacemos algún tipo de compromisos, no lograremos algunos de nuestros proyectos. Pero, también, ni desperdiciamos la vida solo en proyectos, perderemos la oportunidad de disfrutar dicha vida.

 

Sin embargo, aunque no queremos admitirlo, el sacrificio más grande que hace la gente es el de empeñar su alma el resto de la eternidad. Con el pretexto de que, vivir el ahora es lo importante, no prestan atención que ese, “ahora”, pronto dejará de serlo para convertirse en un, “mañana”. Y cada mañana que se presenta, nos acerca cada vez más al final. Luego, cuando menos queramos imaginarlo, estaremos en un futuro “ahora”, que será una trágica experiencia, pues, por no haber tomado en cuenta el debido sacrificio en su momento, perderemos la oportunidad de disfrutar aquella bendición que sí podríamos, el resto de la eternidad.

 

Me refiero al tema de la salvación. Muchos creen que para reconciliarse con Dios hay que sacrificar la vida. Pero, en realidad, no se sacrifica absolutamente nada, pues, Dios, en realidad, permitió el sacrificio de su Hijo para que nosotros no seamos sacrificados. El problema es que, tenemos el concepto equivocado de que, al venir a Dios estamos sacrificando nuestras vidas cuando en realidad, se trata de una bendición. Pablo dijo que presentemos nuestros cuerpos en sacrificio “vivo” a Dios, no que nos inmoláramos a Dios en vida. No se debe sacrificar nada para venir a Cristo, más bien Cristo se sacrificó a sí mismo para que usted venga a él. Es bueno hacer esfuerzos para lograr objetivos en la vida, pero, no hay mejor bendición que el sacrificio que hizo el perfecto Hijo de Dios para que usted obtenga un beneficio que será para disfrutarlo eternamente. Por lo tanto, no se sacrifique solo por lograr objetivos pasajeros, busque también incorporar tener presente, que será del destino eterno de su alma, porque, aunque hoy le parezca algo muy lejano, está más cerca de lo que usted piensa. Considérelo.

 

El pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon