December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

ESE BENDITO PERDON

May 30, 2019

Buenos días estimados amigos/as, bendiciones en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

 

En 1972, Richard Phillips, de 27 años de edad, fue sentenciado a prisión de por vida, acusado del asesinato de Gregory Harris. El joven reclamó su inocencia y estuvo dispuesto a pasar el resto de su vida en prisión a tener confesar un crimen que no cometió. En el año 2010, Richard Polombo confesó ser autor del crimen, por lo tanto, la defensa comenzó el proceso de apelación para que Phillips sea exonerado de su sentencia. Luego de 45 años de prisión, Richard fue puesto en libertad con una compensación asignada de 1.5 millones de dólares por el agravante en su contra. Para muchos, esto es un indicio de las fallas o el acierto de la justicia, según como se lo vea. Lo cierto es que, un joven pasó la mitad de su vida en prisión por un delito que no cometió; hoy, disfruta del resto que le queda de su vida, totalmente vindicado.

 

Quiero utilizar este caso, lamentable, por cierto, para referirle al hecho que todos nosotros hemos sido encontrados culpables ante la justicia divina; nuestro delito, ofensa de la justicia de Dios por el delito de pecado. Actualmente estamos cumpliendo sentencia perpetua de la cual, el hombre, por sí mismo no tiene chance de exoneración. A diferencia de Richard, no somos inocentes, todo lo contrario. Sin embargo, Dios optó por enviar a alguien que no solo abogue por nuestra causa, sino que aun esté dispuesto a pagar nuestra deuda hasta las últimas consecuencias. Hoy, a través de Cristo, no solo hemos sido puestos en libertad del pecado y la culpa que ello conlleva, sino que, además, nos ha hecho herederos de las riquezas del cielo. ¡Maravillosa gracia de Dios!

 

Amigo/a, si todavía estás en la prisión del pecado, y tu destino es pasar el resto de la eternidad en esa condición, ruego que aceptes la representación de Cristo para que, por su obra y su persona, llegues a obtener el perdón y la vida eterna, con beneficios que no merecemos, pero que son proporcionados por la pura bondad de Dios. Hoy puede ser el feliz día de tu liberación, acepta a la oferta de Dios en Cristo. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon