December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

NO CUELGUE EL MAZO

April 23, 2019

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo

 

Hay un dicho muy popular en el mundo de habla hispana que dice así, “A Dios rogando y con el mazo dando”. Con esto se quiere indicar que no solo debemos tener en cuenta a Dios, sino que debemos asumir nuestra responsabilidad, es decir, poner también de nuestra parte. Esto es apropiado para reflexionar en la actitud que asumen a veces nuestras oraciones cuando se trata de pedir la ayuda de Dios en algunas cosas. Por ejemplo, cuando se trata de buscar un empleo, la actitud correcta es orar al Señor por su dirección y providencia. Pero, muchos se detienen allí; en lugar de salir a buscar un trabajo, se sientan a esperar hasta que alguien llame a la puerta con una propuesta. De más está decir que, muy probablemente dicha persona pase varios días sin comer alimento alguno, a menos que tenga alguna reserva económica a su disposición. No se trata de falta de fe en que Dios ha de proveer, sino en tentar la disposición de Dios en querer bendecirnos. A veces Dios envía cosas en forma repentina y contundente, pero, en muchos casos, Dios espera también de nuestra disposición la cual será bendecida con la ayuda de Dios. Así que, no se trata de orar y quedarse cruzados de brazos todo el tiempo, en algunas circunstancias eso puede ser el caso, pero, a menudo, Dios espera nuestra intervención. Por ejemplo, cuando se trata de rogar por las almas, es un gesto noble y muy bien intencionado, pero, el Señor espera que, y nos envía a hacerlo, vayamos a hablar a dichas almas de la salvación en Cristo.

 

Por lo tanto, creo que aprendemos algo para reflexionar de ese conocido dicho, ciertamente que debemos empezar con Dios en la oración, pero, no deje el mazo colgado en la pared de herramientas, tómelo del mango y a empezar a dar golpes. Solo así veremos como Dios bendice nuestra disposición a hacer algo. Y esto se aplica a prácticamente cada instancia de la vida cristiana. Considérelo.

 

El  Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon