December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

TROLLS

March 19, 2019

Buenos días estimados amigos/as, bendiciones en el nombre del Señor.

 

En varias ocasiones he compartido algún pensamiento al final de algunas notas en las noticias, algunos positivos y otros negativos, según las conclusiones que se hagan en las mismas. Debido a eso, he sido víctima, como muchos otros, de los llamados trolls. Esta palabra, según los entendidos, define a personas que ingresan a las redes sociales con el fin de crear controversia, insultar, denigrar y todo, con el fin de divertirse o, producir molestias de todo tipo. Usualmente se caracterizan por un vocabulario extremadamente vulgar y ofensivo. Los ataques son personales y usualmente sin tener nada que ver con el tema en discusión. Algunos de las cosas que me han dicho son tan extremas que se hacen irreproducibles en este medio; trolls, una palabra nueva en nuestro lenguaje de internet.

 

Lo que me sorprende es el nivel de odio y desquicio que hay en esta gente. La violencia que vuelcan en sus comentarios. Muchos de ellos, quizás reprimidos en la sociedad, encuentran que no hay problemas ni aparentes restricciones al sentarse en un teclado y comenzar a descargar toda la frustración almacenada dentro. Hasta cierto punto, se trata de un descargue; de un tipo de terapia adictiva que trae placer y quizás, un poco de relajación al final.

 

Pues bien, en la iglesia a veces somos visitados por trolls que llegan con el fin de puntualizar los defectos de otros, subrayando las debilidades de la gente en lugar de atender las suyas propias. Todo lo critican, hasta el peinado de los feligreses; les molesta las risas, la música, las miradas, la vestimenta, en fin, no hay nada que escape a la lupa que sale en busca de alguna cosa para lanzar las críticas. Cuando terminan con su campaña de destrucción, se mueven a otro lugar donde puedan encontrar material nuevo y así, satisfacer el hambre que solo un troll puede experimentar. Hemano/a y amigo/a, por favor, no sea un troll. La opinión es algo saludable incluso cuando es opuesta a la nuestra, pero, quienes se dedican a despedazar a otros por diversión o por crear molestias, no proponen nada y más bien denigran el evangelio. Trolles sobran, cristianos de opinión, hacen falta. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon