December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

FIELES A NUESTRA PROFESION

March 15, 2019

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre del Señor.

 

El escándalo reciente que envuelve el pago de abultadas sumas de dinero a universidades norteamericanas, con el fin de beneficiar la admisión en sus programas a hijos/as de gente millonaria, dejando relegados genuinos candidatos en llenar las vacantes académicas, expone el descenso de la sociedad a un estado deplorable de moralidad. Curiosamente, artistas de la farándula están envueltos en esta trama, aquellos que, durante los premios “Oscars”, suben al podio para aleccionar a la audiencia acerca de justicia social y moralidad; Valla hipocresía.

 

No existen vestigios de decencia en la sociedad. La mentira se ha hecho tan corriente y aún plausible que, ni siquiera considera que a estas alturas ha perdido toda autoridad moral para juzgar esta estafa. A fin de cuentas, y como dijera el Señor, “el que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra” Si se tuviese un céntimo de consciencia, ninguno se atrevería levantar la mano primero. Pero no, esto expone un área más de corrupción que infecta nuestra generación liberal y de tan elevada auto estima. Hay corrupción a nivel empresarial, financiero, político, académico, social, laboral, no se salva ni la iglesia, hoy, no menos culpable de la rapiña que es cosa corriente. Por donde uno quiera buscar un gramo de decencia, no se encuentra un grano de ella. Casi me atrevería a decir que es una cualidad extinta; algo que recordamos con nostalgia vista en la vitrina de un museo.

 

Si este mundo no estuviese en los planes de Dios para mostrar su gloria habiendo preparado un futuro mejor, a estas horas bien merecidamente estaría humeando bajo su propio fuego de destrucción. Cristianos, es hora de mostrar la diferencia; es hora de brillar en las tinieblas. No podemos admitir este tipo de conducta como algo normal. Es tiempo de tener convicción y mostrar una conducta sobresaliente, para testimonio a este corrompido mundo. Seamos fieles a nuestra profesión en el nombre de Cristo. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon