December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

UN DERECHO COMO TODOS

March 12, 2019

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre del Señor

 

Es innegable el hecho que un espíritu anti-semita se va haciendo cada vez más audible en la sociedad. En parte debido al trabajo de elementos que siempre han manifestado un odio abierto contra el pueblo de Israel y, también por un sistema de propaganda que favorece información desproporcionada de los hechos en el Medio Oriente. Lo que escribo no se trata de una apología de la violencia que se desarrolla en el conflicto Israelí-Palestino; ambos lados son responsables de actos lamentables y bochornosos. Pero, si por hechos de violencia se deba promover el exterminio masivo de un grupo étnico de la faz de la tierra, entonces, debemos reconocer que ninguna nación debería levantar el dedo acusador; todos somos culpables de actos de injusticia.

 

El odio hacia Israel es innegable, la historia expone el sentimiento humano contra el pueblo judío desde tiempos inmemoriales. La nación fue sometida a todo tipo de maltrato y, el ojo desatento del resto de los pueblos cuando veían su sufrimiento y se entregaban a la indiferencia los hace cómplices de un desprecio mórbido e infundado hacia esta nación.

 

Más grave aun son los llamados “cristianos” que se suman a la convocación de destruir o exterminar dicha nación, por el simple hecho de querer existir en este mundo igual que los demás. Me pregunto, ¿cómo se sentiría usted si todo su vecindario estuviese complotando con destruir su casa y su familia en ella? Pues bien, toda una nación está en constante alerta por la amenaza constante de una invasión en masa para su total destrucción.

 

Los seguidores de Cristo debemos recordar tres cosas importantes antes de adherirnos, no digo que no se proteste contra los abusos, pero, adherirnos al llamado de obliteración de esta nación, primero, su salvación vino de un judío. La Biblia que usted tanta venera, fue escrito mayormente por judíos y, si esto no es ya suficiente para pensar un poco, el libro de Génesis 12:3, nos hace un recordatorio solemne que debemos tener presente, en relación al pueblo de Abraham, “Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré…” Esas son palabras de Dios, no de hombres. Si usted se opone a Israel, se opone al Dios de Israel. Para ello les recuerdo las palabras del escritor del libro de Hebreos 10:31, “!Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!” No odie a Israel, ore para que el corazón de ellos sea transformado y vengan a ser nuestros hermanos en Cristo. El odio soluciona nada, el amor lo soluciona todo, y si no, mire a Cristo. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon