December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

CONSEJOS INUTILES

February 26, 2019

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre del Señor

 

Muchos de los que leen mis comentarios están al tanto de la partida de mi madre a la presencia del Señor unas semanas atrás. Es un incidente que continúa muy presente y el luto prosigue por supuesto, aunque, con la ayuda del Señor, se va mejorando. Este acontecimiento me ha puesto a pensar lo que atraviesan quienes pasan por una experiencia semejante, la partida de algún ser querido; qué debemos decir y no decir; como podemos asistir; si debemos estar presentes o dar un espacio, etc. Sin duda que cada uno tendrá su idea y sincera (a menos que se adolezca de algún mal psicológico) con el fin de asistir a la persona que sufre. Esta reflexión me llevó a leer algunos consejos planteados por “expertos” en la materia, ya saben, psicólogos y profesiones por el estilo. Mi conclusión fue frustrante, pues, aunque daban una lista de sugerencia de que decir y no decir, algunas tal vez útiles y otras, verdaderos disparates, noté que todos tratan de encajar la fórmula perfecta en una serie de requisitos que, a fin de cuentas, no salen del corazón de nadie, sino de libros y panfletos que se trata de un dispositivo verbal para decir algo. A fin de cuentas, se preocupan más por la persona que ha de ofrecer sus condolencias que por la persona que sufrió la pérdida.

 

Entonces, ¿qué se puede hacer o decir y no decir? Ante todo, debemos pensar que la persona está sufriendo y ha de expresar sus emociones como a él/ella le resulta mejor, no como a nosotros nos parece que es o sería la manera correcta de hacerlo. Algunos gritan, otros lloran, otros ríen, hay quienes se aíslan, etc. Pero es un asunto muy personal. No estamos para observar y criticar su manera de hacer el luto sino para expresar nuestra simpatía en el dolor. Mi sugerencia sería esta, en el caso de no saber que decir, no diga nada. Tal vez preguntarnos ¿qué diría o haría el Señor Jesucristo en tal caso? sería una buena opción. Una cosa he notado, los llamados expertos en el asunto no son más eficientes que cualquier otra persona bien intencionada. Son momentos difíciles y la gente que quiere asistir, realmente quieren hacer algo para mitigar el dolor, pero, es imposible. Por lo tanto, dele el tiempo y el espacio para que exprese sus sentimientos, pasarán, Dios nos diseñó de esa manera. Lo más importante es el amor sincero hacia el doliente. Quiero aclarar que esto no es una crítica, por favor no me mal entienda, pues, en lo personal, he experimentado el cariño de todos los que me han contactado; se trata de una reflexión por las sugerencias de los que creen saber por tener sus títulos colgado en la pared ridiculizando las buenas intensiones de la gente y ellos mismos no ofrecen nada mejor. Simplemente, sienta empatía con el dolor del otro/a, aunque no diga o no sepa que decir al momento, por ejemplo, funciona el clásico “lo siento” Algo para reflexionar. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon