December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

PECADO AUNQUE NO LE GUSTE

January 31, 2019

Buenos días estimados amigos/as que nos siguen, bendiciones en el nombre del Señor

 

Existe actualmente un movimiento heterogéneo de gente que critica severamente a los grupos religiosos, en especial los judeo-cristianos, por etiquetar ciertas conductas como “pecaminosas”. Sostienen que este tipo de miramientos promueven estereotipos que degradan a quienes llevan una conducta que no se alinea con las convicciones de ciertos intereses religiosos.

Ahora, me pregunto, ¿cómo llamarían estos críticos la conducta de un violador de niños? ¿O la de un misógino, o un etnofobo, etc.? Ok, tal vez no le quieran llamar “conducta pecadora” y la quieran reemplazar con otro término. Pero, al fin de cuentas, se buscan términos que apuntan a la misma cosa, hay algo en la naturaleza de ciertos hechos que es repudiable. Pero, de ser así, se trataría de una discusión acerca de semántica y no de ciertas conductas. Es algo así como decir que un borracho es un alcohólico. Pues bien, ¿no se quiere decir lo mismo con distintas palabras?

 

Lo que estos críticos e ingenieros del lenguaje procuran hacer es poner un manto de tolerancia a comportamientos que son “pecaminosos”, ah no, perdón, incorrectos y, de esa forma, justificarlos. Por un lado, para continuar “pecando”, (no me interesa si se ofende) o, para no sentir el peso de la culpa que todos experimentamos cuando sabemos bien que hemos roto las normas de la ley moral divina.

 

A la postre, todo este discurso contemporáneo pretende eliminar el decreto de culpabilidad que pesa sobre la naturaleza humana. Sin embargo, por más que reemplacen palabras con otras menos punzantes, no cambio el hecho que, el hombre es pecador, declarado culpable por el Creador y, por ende, merecedor del juicio y la condena eterna. No cambiará el veredicto divino por el hecho de remover o cambiar la palabra “pecado” de nuestro lenguaje; usted y yo seguiremos siendo tan culpables ante la ley divina como lo fuimos desde los comienzos de la civilización humana. Y sin Cristo y su salvación, el hombre vivirá y morirá en su pecado, lo que implica, condenación eterna. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon