December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

SIMPLEMENTE IMBECILISMO HUMANO

January 30, 2019

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre del Señor.

 

Asumo que todos o la gran mayoría de quienes leen estas líneas están al tanto de la nueva ley que fue aprobada en el estado de Nueva York, Estados Unidos, que autoriza la aborción del niño hasta el momento previo al nacimiento. Lo que me deja estupefacto es el imbecilismo que manifiesta gran parte del público que aplaude y recibe con brazos abiertos este tipo de iniciativas. No se detienen a considerar, no solo el carácter horrendo, macrabo e inmoral del procedimiento, sino las consecuencias que le siguen.

 

Resulta que existe una ley previa que considera la vida de un niño dentro del vientre de la madre, víctima de una muerte prematura por cualquier tipo de acto violento que perjudique la vida y salud, tanto de la madre como de la criatura en su vientre. Es decir, si alguien comete el homicidio de una mujer embarazada y muere a la vez el niño en su vientre, la ley carga con homicidio doble al perpetrador. La ley versa más o menos de la siguiente manera, “Homicidio significa la conducta que causa la muerte de una persona o un niño no nacido con el cual la mujer ha estado embarazada por más de veinte semanas bajo circunstancias que constituyen asesinato, homicidio involuntario en primer grado, en segundo grado u, homicidio criminal negligente, aborto en primer grado o auto aborción en primer grado” (traducción del autor).

 

Con la nueva ley que se acaba de aprobar, la pena contra el niño queda eliminada. Por lo tanto, cuando anteriormente, la persona que producía la muerte del niño en el vientre de la madre era penada como autor de un delito doble, ahora, con la nueva iniciativa, se le adjudica una sola infracción, la efectuada contra la madre y no la criatura en su vientre, aunque sea un embarazo deseado. O sea que, si la madre no muere, pero sí, su hijo deseado, se imputa por un acto de agresión a la madre, pero, queda libre de culpa respecto de la muerte u homicidio del niño.

 

Lo que quiero resaltar aquí es como no se consideran las consecuencias de ciertas legislaciones que abren la puerta a la deformación, no solo de los códigos penales, sino, la deshumanización de la sociedad entera. Por un asunto de pericia semántica, se inventan narrativas que nos hunden cada vez más en el barbarismo que es resultado de una mente imbécil, que no puede pensar más allá de unas cuantas líneas en un iPhone o el famoso WhatsApp, o Twitter. No tienen la preocupación de investigar, de hacer preguntas, de sopesar el origen, motivos y consecuencias de las ideas macabras que se proponen y pasan a ser moneda corriente que tallan la sociedad del futuro. Y después de sorprenden con gran ofensa cuando se les advierte que el juicio de Dios pende sobre este mundo. Es una aberración pensar que el hombre no es merecedor de tal sentencia. Esto no va a cambar para bien; al contrario, iremos descendiendo más y más en las fosas oscuras de la perdición y la ruina. Esto no tiene origen en una mente sana, sino en un corazón perverso que piensa en lo vil y diabólico. Tenía razón Pablo cuando declaraba que los gentiles andan “…siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” Ef. 2:2. Solo una mente saturada de oscuridad infernal puede idear este tipo de sugerencias para una sociedad progresista. Simplemente, imbecilismo humano. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon