December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

ESFUERZOS INUTILES

September 24, 2018

Creo que muchos de nosotros hemos tenido que mover cosas pesadas de un lugar a otro en alguna oportunidad. En ciertos casos, nos enfrentamos con objetos que, por más que intentamos activar todos nuestros recursos, pareciera que estuviesen anclados en el suelo imposible de ser movidos. La carga es tan pesada que, a menos que busquemos una forma de asistencia, terminamos con alguna lesión que hemos de lamentar luego. Para solucionar el dilema, vamos en busca de brazos extras, ayuda eficaz que nos asista en alcanzar el logro deseado. En definitiva, hay veces que las cargas son imposible de ser movidas por nuestros propios esfuerzos. Por lo tanto, necesitamos ayuda.

 

La vida tiene una variedad de circunstancias que debemos atravesar. Entre ellas, el tener que portar cargas, alguna de ellas imposible de sobrellevar. Hay quienes sucumben completamente bajo el peso de estas, derrumbándose en la desesperación. Y es que, en un sentido queremos estar más o menos en control de nuestras vidas, y más aun cuando se trata de nuestras cargas que pueden ser variadas.  Gente cae en ansiedad, depresión, angustia descontrolada, que desbordan en una serie de síntomas que hacen nuestras vidas miserables. Pues bien, así como buscamos asistencia en caso de tener que mover un gran peso, de la misma forma debemos hacerlo cuando las cargas de la vida son demasiado grandes para nosotros mismos. Y en dichos casos, no hay mejores músculos que los de nuestro Señor. No en vano dijo Jesús, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” Mateo 11:28. En otras palabras, Jesús nos invita a buscar la mejor ayuda de la cual podemos disponer. En lugar de tratar de mover nuestras cargas por nosotros mismos, echemos manos de la mejor asistencia que se nos ofrece, la presencia de Cristo con nosotros para asistirnos. Lo interesante es que la oferta, no es que empujemos con él, sino que depositemos toda la carga sobre él. Eso implica abandonar toda presión de sobre nuestros hombros y, por ello, absoluto descanso.

 

No se que tipo de cargas están agobiando su vida en estos momentos, yo mismo llevo las mías, pero, sería bueno que se detenga un momento y deje de sudar innecesariamente y, levante los ojos al Señor. No gaste fuerzas en lo imposible y deje que Dios mueva sus cargas dándole descanso para su alma. Le aseguro que los músculos de Dios son todo lo que necesita para descansar de la ansiedad y el cansancio que, muchas veces nos sumen en la desesperación. No se gaste más; busque la ayuda adecuada: Cristo. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon