December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

SORTEANDO VIENTOS

September 14, 2018

Buenos días queridísimos hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo.

 

Bueno, aquí estoy de regreso después de un largo viaje desde el sur del nuestro querido continente. Permítanme compartir con ustedes la experiencia que tuve con el viaje de retorno. El día antes del embarque escuché por las noticias la trayectoria del huracán que en estas horas azota la costa atlántica de los Estados Unidos. La magnitud y desplazamiento de éste, ha sido la constante preocupación de los meteorólogos.  Consultando con la hoja de ruta por la cual debía cruzar la aeronave que me transportaba de regreso, caí en la cuenta de que debía atravesar precisamente por la trayectoria de este fenómeno. Siendo yo una persona no muy entusiasta de los viajes aéreos, podrán imaginar mi preocupación al saber que, durante la travesía, tendría que enfrentarme con la violencia nada más ni nada menos que de un huracán de gran magnitud. Pues bien, pase la noche previa al vuelo orando y preparándome para un viaje agitado y, en el peor de los casos, dando saltos por el aire.

 

Una vez en pleno vuelo, cuando observaba por el monitor en el avión que ya cruzábamos la región susodicha, esperaba con ciertos nervios que el transportador comenzara a sacudirse en cualquier momento, aumentando mi estado de ansiedad como podrán imaginar. Pues bien, después de una hora entera de vuelo o más, no lo sé francamente y, mirando por la ventana por las dudas, note que ya habíamos cruzado la zona roja y estábamos seguros y volando tranquilamente hacia el norte camino a casa. Hoy estoy aquí sentado en la computadora, más relajado por supuesto y escribiendo estas líneas. No sé francamente cómo se las arreglaron los pilotos para sortear esa terrible tormenta, si por arriba, el costado, alrededor o algún otro truco que tengan metido en cada manga, poco me interesa en este momento, lo cierto es que, por su pericia, nos trajeron a todos a salvo a casa; gracias muchachos, buen trabajo.

 

Pues bien, la vida cristiana a veces debe prepararse para atravesar los huracanes o tormentas del diario vivir. Nos producen preocupación, ansiedad y agitación de las emociones, pensando cómo habremos de encarar las adversidades. Sin embargo, Hay un piloto que está al mando de los controles de cada uno de nosotros y es Cristo. No se cómo se las arregla para llevarnos atravesando las vicisitudes que debemos encarar, vientos y tempestades que por nosotros mismo no podríamos sortear, pero, con la ayuda del que sabe hacer las cosas bien, llegamos a buenos puertos. Es que la vida es así hermano/a; con Cristo en los controles, vamos seguros y podemos descansar tranquilos. Por lo tanto, cuando se trata de encarar tormentas en la vida, deje a Cristo manejar los controles y usted mi amigo/a, descanse, no se preocupe; cómo él se las arregla no es nuestro problema, es el suyo, usted confíe y al pasar los fieros vientos, podrá dar testimonio que Cristo es el mejor navegante; Gracias Jesucristo, mi amado Señor y Dios. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon