December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

EN LA SILENCIOSA ESPERA

June 26, 2018

Buenos días queridos hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo.

 

En este instante me encuentro a los pies de un paciente en la sala de un hospital; alguien que ha llegado a tener un lugar muy especial en mi corazón, me refiere a mi estimada suegra, mujer cristiana de oración y devoción firme. Hoy, su vida se prepara para dejarnos e ir a la presencia del Señor cuando él lo disponga. Al verla reposar, en espera, se presentan sentimientos encontrados. Por un lado, conscientes de un cuerpo dolorido, se tiene el deseo del fin que mitigue al mismo, dando a esta mujer el prometido reposo que nos ha deja el Señor para consolación y esperanza. Por el otro, la tristeza de una inminente partida que nos alejará hasta el día que volvamos a vernos en la presencia de Cristo en las mansiones eternas. En esa mezcla de emociones, nos embarga un sentido de paz, tanto de ella, como los familiares, hermanos y amigos que la han conocido y pueden hablar de su testimonio. Lo cierto es que la vida es un soplo de viento que viene y luego parte. Somos indiferentes al paso del tiempo cuando estamos distraídos con la carrera de todos los días, creyendo que el tiempo está de nuestro lado cuando, en realidad, es relativo, se escapa y nunca se detiene. A Dios le doy gracias por la fe de esta mujer que ha sido y sigue siendo aun ejemplo de amor y dedicación a su bendito Salvador.

 

Pero, el tiempo no pasa solo para esta gran mujer, sino para cada uno de nosotros. El momento se acerca cada día cuando tengamos que despedirnos de esta realidad y pasar a la próxima. El instante que nuestro aliento nos deje y seamos transportados a otro plano de existencia. Allí, nuestros logros, ambiciones, deseos, todo toca su fin y nos presentamos delante del poderoso Dios quién nos llama a cuentas. Por eso bien decía el gran apóstol a los gentiles, “En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.” Para quienes hay puesto su confianza en el Señor, estas son las palabras más hermosas, acompañadas de un seguro “amén”; para quienes no han aceptado a Cristo, son una invitación de amor para recibir el regado precioso de la vida eterna.

 

Todos estaremos alguna vez en la quieta espera, y quizás otros al pie de una cama. Así que, procuremos asirnos del regalo de la salvación, para que dicha espera sea el anhelo de partir para ver al Señor en sus mansiones eternas. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon