December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

PASION DEPORTIVA

June 14, 2018

Buenos días queridos amigos/as, bendiciones en el nombre de Cristo.

 

Bueno, una vez más hemos llegado a la fiesta deportiva más importante del planeta, “La Copa Mundial de Fútbol”. Cuatro años de espera, de un entusiasmo y pasión deportiva que se ha ido alimentando de la esperanza; esperanza de ver una bandera coronada como el equipo campeón sobre todas las naciones. Es una competencia donde no hay balas ni cañones; no hay credos extraños; quedan atrás muchas diferencias que separan a los pueblos, solo nos separa un campo de juego y los colores representativos de cada nación, pero, con un mismo sentir, amor por el fútbol. Los sacrificios son enormes, desde los preparativos atléticos de los competidores, como los hechos por el país anfitrión y, por supuesto, los hinchas que ahorraron sus centavos para hacer el viaje y estar presentes, sin faltar aquellos que quedaron atrás, pero, pegados a un aparato de televisión, se harán presentes a la distancia apoyando cada uno a su equipo preferido. Una fiesta sin igual, no cabe duda.

 

Dígame una cosa, ¿no sería lindo ver la misma pasión y aun más, cuando se trata de ir a la iglesia a adorar a Dios? Esta celebración deportiva mueve las masas, pero, la celebración de la gloria de Dios parece no tener el mismo impacto. Miren, soy un amante del fútbol igual que los demás, tengo entusiasmo por mis colores representativos, pero, nada se compara con los colores del cielo, la gloria de nuestro Dios. No pido que apague el televisor y corra a la iglesia, le insto a que ejercite la misma pasión y aun mayor cuando se trata de adorar a Dios. Luego, vaya y siéntese al televisor a disfrutar de los partidos. Pero, recuerde que dicho evento dura un mes, y luego, se vuelve a la rutina de espera por cuatro largos años, pero Dios, allí está siempre presente cada día de nuestras vidas y por el resto de la eternidad. Cuando necesitemos ayuda, Dios, no los colores de un equipo abrirán los oídos para escuchar nuestras súplicas. Por lo tanto, a ver si manifestamos el mismo entusiasmo en las cosas del Señor, como lo hacemos con esta fiesta deportiva. Considérelo.

PD. De paso ¡Viva Argentina!

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon