NUEVAS ESPECIES

Buenos días estimados amigos/as, bendiciones en el nombre de Cristo

Se han seleccionado las 10 especies entre animales, plantas e insectos descubiertas en el último año, sumándose a una galería asombrosa de 18.000, en los últimos siclos. ¡Asombroso! Esto nos pone de manifiesto cuanto nos falta conocer de este planeta creado y supongo que debería producir un sentido de humildad a un mundo que cree arrogantemente que lo sabe todo.

Sin embargo, mientras se descubren nuevas especies, una en particular, entre otras, claro, se encuentra en proceso de extinción, me refiero al ser humano convencional. Los hombres han ido dejando de lado lo que nos revela la naturaleza para asumir construcciones y posturas de orden socio-cultural que van reemplazando la naturaleza por la ficción. La identidad natural es determinada ahora, no por la naturaleza de la especie, sino por la opinión de una generación desconforme con lo que son, para venir a ser lo que no son. Esa especie de ser humano va desapareciendo paulatinamente, el hombre que diseño Dios, para dar lugar a una evolución inventada por la filosofía; un ser nuevo, diseñado por el hombre. Se dice que se trata de un proceso de liberación, cuando en realidad, se trata de todo lo contrario, se lo esclaviza a rudimentos pasionales que nos llevan hacia atrás en lugar del progreso. Esta nueva criatura es egoísta, violenta, intolerante, concupiscente, atea, soberbia, auto destructiva. En lugar de asegurar la continuidad de la especie, amenaza su misma existencia. Hoy el mundo a llegado a su punto más liberal de la historia y, sin embargo, no vemos una mejoría en las relaciones interpersonales, todo lo contrario, nos movemos hacia una desintegración de la existencia. ¿Será que algún día alguien tenga que redescubrirnos? Cierto, si ya no estamos, no habrá quién pueda hacerlo.

Es bueno descubrir especies nuevas en este mundo, pero, miremos que, en nuestro afán por hacerlo, terminemos descuidando la existencia de la que hace los descubrimientos. Después de todo, solo Dios pudo crear al ser humano, pero éste, no podrá recrearse a sí mismo, aunque su soberbia le haga pensar lo contrario. No hagamos del hombre una especie en peligro de extinción. Considérelo.

El Pastor


Featured Posts
Recent Posts