December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

BIEN ARRAIGADOS

May 11, 2018

Buenos días estimados amigos/as, bendiciones en el nombre de Cristo

 

Hace unos días, aquí en la ciudad de Toronto, fuimos testigos de un temporal con ráfagas de viento tan violentas que levantó algunas insulaciones de techos, derribó cables de electricidad y, lo más sorprendente fue ver enormes árboles derribados, exponiendo un gran hoyo en el suelo y las raíces descubiertas, culminando con la vida del vegetal.

 

Resulta que, con relación a los árboles, las raíces juegan un rol fundamental para la supervivencia de los mismos. Por un lado, la profundidad de dichas raíces está determinada por el tipo de suelo y la cantidad de agua que le ofrece. En lugares de poca agua, las raíces tienen la tendencia de hundirse más hondo, mientras que, en suelos más húmedos, las mismas se expanden en un perímetro horizontal. Por lo tanto, no es de extrañarse que, ante fuertes vientos, algunos de estos magníficos objetos de la creación, se vengan abajo con toda su majestad. Por otro lado, las raíces absorben nutrientes que luego distribuye, mediante complejo proceso, al resto de la planta.

 

¿Sabe usted una cosa? La vida cristiana muchas veces se desploma ante los embates de las adversidades, precisamente por no estar arraigados firmemente en la “Roca” eterna, que es Cristo Jesús. Montamos nuestras vidas en un terreno variable, y pensamos que estaremos firmes hasta que nos visitan las crisis, vientos tempestuosos que nos mueven de un lado para el otro. Y por no estar hundidos en la forma correspondiente, entonces somos vencidos bajo el peso de las circunstancias y caemos estrepitosamente trayendo vergüenza y humillación a nuestras vidas. Lo que necesitamos es hundir nuestras vidas en Cristo, para estar arraigados con seguridad en los momentos de prueba. Hundir nuestras raíces implica saturarnos de él; afirmarnos en la fe, la confianza que él está presente y bajo absoluto control. Cristo no es un suelo de tierra floja, sino piedra sólida que sostiene con pasión la vida de sus hijos arraigados en él. Por lo tanto, le ruego que, antes que vengan los vientos tempestuosos de las pruebas, afirme su vida en Cristo. Le aseguro que habrá amenazas, pero, cruzarán las tormentas terminando puestos de pie, gracias a la mano poderosa de nuestro Salvador y Sustentador. Arraigados de Cristo es la respuesta a las amenazas de las pruebas. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon