December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

LA MENTIRA DE UN NIÑO NO ES PARA GRACIA

April 20, 2018

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre del Señor.

 

Estuve mirando el video de una niña que, después de ser descubierta por su madre haciendo algunas travesuras propias de los chicos, comenzó a fabricar una serie de argumentos que procuraban ocultar la falta frente a los reclamos de su madre. Lo que llama la atención en ese video es la insistencia de la criatura en mentir con una convicción que casi lo convence a uno mismo como vidente si no fuera porque las evidencias de su delito estaban a las claras. Cierto, cuando vemos a esa pequeña usar una destreza notable en ocultarle el incidente a su madre, nos produce risa, frente a la picardía de una niña que apenas podía tener unos 3 o 4 añitos de edad.

 

Ahora bien, ¿Por qué es que cuando vemos a un niño mintiendo con tanta destreza, nos produce gracia? Si un adulto nos encarara con el mismo engaño, difícilmente lo tomemos con la misma gracia, todo lo contrario, nos sentiríamos terriblemente disgustados por la actitud de argumentar una mentira. Lo cierto es que, cuando un niñito miente, lo vemos con gracia, pero no cuando un adulto hace lo mismo. Los argumentos para defender la posición del niño girarán en torno a su inocencia, mientras que, el adulto es culpable de un acto deliberado de decepción.

 

Pero, ¿saben una cosa?, si comenzamos a celebrar estas conductas en los niños en lugar de marcarlas como un error, iremos afirmando en su tierna mente, la idea que mentir es aceptable y, eventualmente, al haber crecido, ese mismo niño que hoy defendemos en su inocencia, utilizará como justificable la mentira para esquivar responsabilidades en su proceder.

 

La Biblia no en vano nos advierte, “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. Debe tener en cuenta que no dice, “educa al adulto” sino “al niño”, porque al hacerlo, lo preparamos para su vida adulta. Que un niño mienta, no es asunto de gracia, sino un pecado que irá afirmándose como algo aceptable y eventualmente ese mismo pecado producirá otro efecto diferente. Así que, en lugar de celebrar lo que luego vamos condenar, sigamos el consejo de nuestro amante Dios a través de aquel acertado proverbio e instruyamos a nuestros niños a hacer el bien y no celebrar el mal. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon