December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

FAST AND THE FURIOUS

April 9, 2018

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo

 

He visto en algunas oportunidades en el famoso Facebook, la imagen de un personaje de cine que representa a un forajido quien, junto a un grupo de compañeros, se dedican a robar camiones de carga en la ruta y, luego, pasar tiempos de esparcimiento corriendo picadas con autos muy arreglados en la vía pública; el nombre de la película que dio lugar a varias secuelas es, “Fast and the Furious”. Pues bien, para los simpatizantes de la aventura en la pantalla gigante, está bien. Sin embargo, me ha llamado la atención un posting con la imagen de uno de los principales protagonistas mirando al cielo y diciendo estas palabras, “Dios es mi pastor, nada me faltará”.

 

Bueno, acá tenemos un problema. Por lo pronto, tomar a este hombre como un héroe ya es forzar las cosas, pues, el personaje se trata de un delincuente que vive al margen de la ley y, en un submundo del delito y la violencia. Eso sí, ama a su hermana y tiene un sentido claro de lo que es la familia. Por lo demás, vive la vida a 30 segundos en una ruta. Lo que no puedo entender, es cómo se puede asociar a un delincuente con Dios, en este caso, tomándolo como pastor de este renegado. Muchos aprietan el famoso “like”, dando quizás un amén a esa frase. Sin embargo, es totalmente inconsecuente la imagen de un delincuente no arrepentido y Dios. Hay quienes dirán que este comentario es un poco exagerado, después de todo, se trata de un personaje ficticio creado por la cinematografía. Pero, el problema no es lo ficticio, sino la asociación en el mensaje mismo. Escoger el personaje de un delincuente común que vive al margen de la voluntad de Dios, diciendo que Dios es su pastor, no solo es un sin sentido, sino que, además, promueve un mensaje contradictorio y por lo tanto, equivocado.

 

Los cristianos somos llamados a vivir en santidad y obediencia a Dios para poder agradarle. Si nuestros modelos son los propuestos por estas imágenes, no sería extraño que inspire a algunos sin discernimiento a colegir que este tipo de vida doble es admisible. Debemos empezar por revisar con atención los mensajes que propagamos cuando envuelve la Persona de Dios, pues, recordemos que “no debemos tomar su nombre en vano”. Que la imagen de un delincuente hoy sea el héroe de la sociedad, es cosa del mundo, pero, que lo sea para los cristianos, para inspirar devoción, ya eso nos muestra un desenfoque en materia y discernimiento espiritual.

 

Procuremos difundir mensajes con los valores apropiados, para no caer en serias contradicciones que culminen haciendo nulo el mensaje del evangelio. No asociemos el mal con el bien, en este caso, un renegado con Dios. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon