December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

DIOS NO ES UNA ESTANTERIA

March 21, 2018

Buenos días estimados amigos/as que nos visitan, bendiciones a todos.

 

Cuando se ejercita el acto de escoger, se trata de tomar una o más cosas entre varias con un fin determinado. Cuando salimos de compras comparamos y elegimos entre diferentes productos, y cuando encontramos un producto, aun así, escogemos el que mejor apariencia tiene a nuestros gustos. Escogemos casas, automóviles, nuestras amistades, escogemos que tipo de vida hemos de llevar, a qué iglesia vamos, que tipo de predicación buscamos, la música que se presenta.

 

Lamentablemente, este hábito lo aplicamos también cuando se trata de Dios. Escogemos identificarnos más con cualidades que nos son aceptables, que se acoplan mejor a nuestra idiosincrasia. Tan pronto se presente algo como opuesto a nuestro deseos y expectaciones, le damos la espalda y buscamos un razonamiento convincente para negar ciertos aspectos de la divinidad, descalificarlos y procurar reemplazarlos con otros que sean más de nuestro agrado. Hay cosas que aprobamos de Dios y otras no. En dicho caso entonces, no estamos escogiendo a Dios, sino un dios; una divinidad que se ajuste a nuestras demandas.

 

El tema es que, no podemos escoger lo que nos agrada de Dios y rechazar aquello que no nos cae bien. De allí que en algunos casos aprobamos el amor de Dios, pero, rechazamos su justicia absoluta. Aprobamos sus actos de compasión y repudiamos aquellos que tienen que ver con el castigo. Queremos un dios que habla y no uno que a veces guarda silencio. Buscamos uno que da sin que quite nada. En otras palabras, así como escogemos productos de una estantería, lo hacemos con Dios, elegimos cualidades que nos agradan, pero rechazamos aquellas que compaginan con nuestros gustos. En dicho caso, hay una diferencia entre dios y, Dios. El dios que escogemos es simplemente otro ídolo; el Dios eterno no lo escogemos, nos escoge y no es una cosa. Si hemos de aceptar a Dios, debe ser completo, lo que es y no lo que hacemos de él. No se trata de un dios a nuestra imagen, sino el Dios único y verdadero.

 

No procuremos buscar y escoger entonces las cosas más placenteras para nuestra naturaleza caída, sino que debemos aceptar aquellas que lo definen también como justo y vengador. Recuerde esto, Dios no es un conjunto de partes unidas por la religión, sino una unidad perfecta y eterna que manifiesta cualidades de la misma naturaleza. Si usted escoge lo que más le gusta de Dios, no está buscando a Dios, sino otro de tantos ídolos. Dios no es una estantería de ofertas. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon