December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

EN SU PRESENCIA

March 5, 2018

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo.

 

¡Cuán saludable y edificante es meditar en Dios! No en el concepto, sino en la Persona: Su carácter, Su gracia, Su paciencia, Su amor, Su reluciente gloria, etc. A menudo cuando la gente busca tener una experiencia con el Señor, indagan y buscan en el ámbito sensorial algún tipo de reacción física. La sensación de un escalofrío, o una de calor, o un suspiro imaginado, en otros casos, una especie de éxtasis, más semejante a lo místico que a lo real. Sin embargo, ese es un tipo de búsqueda que se realiza en el lugar equivocado, pues, en realidad, esa de indagación la hacemos hacia el interior nuestro, lo que sentimos, en lugar de contemplar a Dios que trasciende todo, incluso nuestro mismo ser.

 

Para experimentar a Dios realmente, debemos contemplarlo; debemos sumirnos en una profunda y atenta apreciación de sus cualidades, ¿qué es Dios y, quién es él? Cuando entramos a su presencia y lo observamos, nos perdemos, dejamos de ser conscientes de nosotros mismos para pasar a tener consciencia de Su presencia, Su gloria, Su majestad, etc. Los sentidos quedan atrás, los olvidamos por un momento, como si estuviésemos fuera de nosotros mismos para apreciar a Dios.

 

Pero, ¿cómo logramos entrar de esa forma a Su presencia y quedar así absortos en él? Debemos quedarnos quietos y dejar que se revele a nosotros. Y la forma en que lo hace es a través de Su palabra inspirada. Dios tuvo intención de manifestarse a nosotros y por eso nos dio Su palabra, para que conozcamos quién y qué es él; lo diferente que es a todo lo demás. Y luego, de esa forma, abandonarnos a la meditación contemplativa y, entonces, tener una experiencia espiritual verdadera. No una mera sensación física, sino un palpitar del alma, profundo, solemne, que nos introduce en la misma presencia de Su majestad. De repente, para quienes nos observan, nos encuentran perdidos en la lejanía; con la mente en blanco, dirían; en una especie de trance estando despiertos. La realidad es que, aunque nuestros ojos estén abiertos y allí fuera desfile el mundo entero, nuestra mente está extasiada mirando a Dios con el alma. No nos damos cuenta de lo que sucede delante nuestro, nuestra mente fue arrebata al lugar Santísimo, donde encontramos a Cristo al lado del Padre. Allí llegamos a la experiencia, la verdadera experiencia de la presencia de Dios.

 

Si quiere experimentar esa sensación genuina de estar en la presencia de Dios, busque en Su palabra que dice él de sí mismo, y luego cierre su biblia y medite en él. Su divino Espíritu lo arrebatará a Su mismo santuario y podrá contemplar a Dios, no con los ojos, sino con el ser. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon