DIOS ME HABLA

Buenos días estimados hermanos/as, gracia y paz de nuestro Dios y Salvador Jesucristo.

“Dios me ha hablado”, es la frase que muchas veces se escucha entre los neo-evangélicos. Pareciera ser una especie de jineta de honor para algunos creyentes; con ello se declara que se disfruta de una relación muy especial, cercana e íntima con Dios. Se pronuncia dicha frase con cierto sentido de orgullo, casi suena a espíritu de competitividad espiritual, donde se procura medir la dedicación cristiana con los demás y, hacer saber a otros que se está también vinculado con el Señor. Se escucha esta frase tanto desde los púlpitos como en conversación frugal. Pero, cuando miramos la condición de la cristiandad y la forma en que se conduce, parece que, si Dios está hablando, no le estamos escuchando muy bien que digamos. Dios nos habla, pero no se obedece; Dios nos habla, pero no se llega a los servicios en su honor; Dios nos habla, pero se promueven herejías en su nombre; Dios nos habla, pero no tomamos nota de sus palabras. En fin, la lista puede continuar llenando páginas. Creo que Dios habla pero, estamos un poco sordos.

Permítame decirle esto, si Dios le habla, antes de comunicar el hecho a otras personas, procure sentarse a reflexionar que es lo que le dijo, y luego, dígase a usted mismo, ¿qué tanto estoy comprometido y obedeciendo a ese Dios que me habla? Porque, si es cierto que le habla, no es para que otros escuchen que le ha hablado, sino para que usted lo escuche a él específicamente. Por lo tanto, basta de “Dios me ha hablado” y por favor, un poco más de “habla, que tu siervo escucha”; y luego, a obedecerle en todo. ¿Qué le parece? Considérelo.

El Pastor


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon