CRISTIANO O FRAUDE?

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo.

¿Qué significa la palabra “cristiano? El Diccionario Webster define a un cristiano como “una persona que se precia de creer en Jesús como el Cristo, o en la religión basada en la enseñanza de Jesús.” Aunque esta parece ser una definición aceptable hoy, sin embargo, no incluye realmente lo que implica ser “cristiano”.

Al presente, es un concepto que describe personas religiosas o no, pero que se asocian o tienen vínculo con la tradición espiritual del oeste. Una persona que vive en Europa o Estados Unidos, por ejemplo, se define como oriunda de países cristianos. Pero, ¿lo son realmente? No solo eso, pero, muchos que se envuelven en prácticas anti-cristianas, se identifican como tal, por ejemplo, hay gente que se ordena en el ministerio pastoral abrazando prácticas y doctrinas que son totalmente opuestas a lo que enseña y propone el cristianismo clásico, ¿acaso existe otro tipo?

El cristianismo no es una construcción cultural; no se trata de una religión inventada por el hombre como usualmente se presume. El cristianismo se trata de un estilo de vida que es producido por la transformación del hombre/mujer, mediante la regeneración. Una persona no se declara partidaria del cristianismo; es hecha una criatura nueva que se hace seguidor de Cristo, de allí el término. El cristianismo no es una religión, es una identidad espiritual que Dios nos otorga mediante su obra de transformación. La persona que no se somete a los preceptos y enseñanzas de Cristo tal como él las propuso, no es cristiano. Quienes se ordenan en el ministerio y procuran modificar los principios bíblicos, con el fin de justificar un desarrollo social y cultural dentro de la fe, no son cristianos. Identificarse con la religión cristiana y vivir todo lo contrario, no lo hace un cristiano. Es un auto engaño que tiene consecuencias eternas.

Si una persona que se identifica a sí misma como cristiana, repudia flagrantemente lo que el cristianismo ha sostenido en base a las sagradas escrituras, y por ende, vive una vida totalmente ajena a la doctrina, no es cristiano en el sentido real de la palabra. Esto no cae bien, pero es la verdad. Es lo mismo que decir ser un derechista o izquierdista, pero, no está de acuerdo con las ideas de derecha o izquierda; pues bien, si no abraza tales ideas, es partidario de otra cosa, pero no de la derecha o la izquierda.

Esto es un ejemplo de la tendencia de universalizar los conceptos, perdiéndose de vista el sentido real de los mismos, dejándonos en una confusión que nos expone a ser víctimas de una dictadura de ideas que nos llevan a un total sinsentido. Evitando caer en ello, le pregunto, ¿es usted realmente un cristiano, o un fraude? Considérelo.

El Pastor


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon