IMITANDO A CRISTO

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo.

Algunas preguntas para reflexionar, ¿qué tipo de personas quisiere llegar a ser? No falta quien responda, “simplemente quiero ser lo que soy”. Pero, en ese caso, habla una persona sin aspiraciones. Otros dirán, “quiero llegar a ser…” y, en ese caso, puede llenar los puntos suspensivos con cualquier cosa. De ser así, se habla de alguien que no se conforma al presente, sino que mira al futuro, al mejoramiento, la superación. Sin embargo, se necesitan modelos, algo que sirva como norma o guía en ese trayecto de superación. La pregunta puede ser ponderada en forma personal o en un sentido más comunal, es decir, que clase de sociedad, o país, o mundo, etc., queremos ser.

Ahora bien, ¿qué valores rigen lo que queremos ser? ¿Por qué queremos ser lo anhelado? ¿Cuál es nuestra motivación? Los intereses pueden variar y en algunos casos, entrar en conflicto con los intereses de otros. Quizás los valores que queremos emular son un atentado contra los valores de terceros; lo que queremos ser puede llegar a ser ofensivo y una amenaza para los demás. Prácticamente cada uno tiene sus propias ambiciones de qué llegar a ser, pero, ¿qué tal si anheláramos ser como Cristo fue? ¿Usted piensa que habría diferencia en este mundo? Es decir, si todos pensáramos y actuáramos como Cristo, ¿viviríamos en un mundo mejor o peor? Decir que viviríamos en un mundo peor puede ser resultado de ignorar quién fue Cristo y qué hizo. Si conocemos quién fue y que hizo, caeríamos en cuenta que, un mundo habitado por gente como él, sería el mundo ideal: amor, carencia de egoísmo, la guerra, la explotación; interés por los demás, sacrificio propio, etc., la lista es larga. Pues bien, ¿no le gustaría ser más como Cristo entonces? No crea que es imposible. Primero, necesitamos a Cristo en nuestras vidas y luego, imitar su ejemplo. Eso es lo que debemos hacer. Cualquier otra ambición es un desperdicio de su tiempo, pues, no llegará jamás a ser una persona que pueda competir con el ejemplo de hombre/mujer que Cristo fue. Por lo tanto, no se que está pensando en este momento, pero, incluya en su agenda ser un poco más como Cristo. De ser así, haremos un aporte positivo a un mundo tan destructivo y consternado por el mal. ¿Qué le parece? Considérelo.

El Pastor


Featured Posts
Recent Posts