LISTOS PARA EL VIAJE

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo

Preparando mi maleta para hacer un viaje al Perú a dar unas conferencias, me trajo al pensamiento lo que comparto hoy con ustedes. Durante el proceso previo a la partida, tomamos todas las precauciones de escoger las cosas que vamos a necesitar, ropa, artículos de higiene personal, Biblia; etc. Luego, tomamos un tiempo para pensar y repasar una y otra vez, a ver si no olvidamos nada; no queremos pisar suelo extranjero y descubrir que hemos dejado atrás justamente lo que más necesitamos. Entonces, con valija cerrada, nos lanzamos a la marcha listos para la empresa. ¡Qué importante es la preparación!

Los cristianos/as, estamos listos para un viaje, un vuelo con el Señor que vendrá por su Iglesia en la hora que Dios tiene señalada y, créame, Dios nunca retarda el vuelo, su hora es siempre precisa. Pero, sabiendo que estamos listos para la partida, ¿estamos preparando las valijas? No me refiera a ese pesado e incómodo bulto que llevamos a las rastras mientras corremos de un pasillo al otro en los aeropuertos, sino, nuestras mismas almas; nuestros corazones. Cristo vino a este mundo hace dos milenios, con el fin de prepararnos para ese asombroso viaje que, no tiene retorno, y francamente, no creo que haya alguien que, después de poner un pie en el paraíso, quiera volver a este mundo. Vino para prepararnos debidamente, para vestirnos con ropa que no se hecha a perder, la de la santidad eterna. No hay bultos, no hay equipaje extra, ni pasaportes, ni ventanillas con caras serias que nos atiendan, solo la garantía absoluta que, en Cristo, tenemos el viaje asegurado. Cristo vuelve para llevarnos a ese viaje fascinante al cielo. Pero, el tiempo de prepararnos es ahora. ¿Qué le parece si vamos preparándonos para ese gran día, así quedamos listo para irnos juntos? ¿Me acompaña? Considérelo.

El Pastor


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon