PERSEVERANCIA

Buenos días queridos amigos/as que nos acompañan, bendiciones.

El historiador y pensador inglés Thomas Carlyle (1795-1881), dijo, “Si se siembra la semilla con fe y se cuida con perseverancia, sólo será cuestión de tiempo recoger sus frutos”. Perseverancia implica mantenerse constante en algún proyecto. No importa los obstáculos y adversidades, la persona que persevera se acerca con cada paso a la meta que se ha propuesto.

La vida cristiana no es posible vivirla debidamente sin ser perseverantes; la oración, la lectura bíblica, la fidelidad en algún ministerio, el camino de la fe, etc., son cosas que deben ser parte del quehacer de todo creyente. Sin embargo, hay fuerzas que se interpondrán a la práctica de estas cosas, de ahí la necesidad de la constancia y la necesaria asistencia divina para lograr, no solo nuestras metas, sino el trayecto hacia ellas. Seguramente eso es lo que Santiago tenía en mente al decir a los creyentes en la diáspora, “Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor…” Sgo. 5:7ª. Pero, los versos siguientes introducen a un labrador que con dedicación prepara el terreno, siembra la semilla y se sienta a esperar que germine y, eventualmente su debido fruto. La constancia de ese trabajador es premiada con el resultado.

Procuremos ser constantes en los proyectos que tienen que ver con el cielo. Es una virtud necesaria e inescapable para quienes quieren vivir a las alturas de las demandas de un Dios perseverante. Considérelo.

El Pastor


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon