December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

MELANCOLIA

December 20, 2017

Buenos días hermanos/as, la gracia del Señor sea con ustedes.

 

No pasa un día en que no seamos despertados con noticias descorazonadoras en el mundo. Mirando a nuestro amado continente de Latinoamérica, lo que se hace norma son las voces de protestas contra regímenes que han fracasado. En la década pasada se escucharon discursos que entusiasmaron a los pueblos; una voz de cambio, de abandono a los modelos viejos y recalcitrantes que nos dejaron de rodillas implorando; de políticas arcaicas que temían el avance hacia el siglo XXI, para seguir explotando a los de más abajo. Muchos soportaron pesares inimaginables, con la esperanza puesta en las voces que se levantaban prometiendo un mejor futuro. El nuevo siglo era un renacer para los pueblos. Hoy, nos levantamos cada día agotados, resignados, vencidos por una narrativa ficticia, inventada por artistas que, no solo han mentido, sino que nos han robado. La justicia se ha convertido en una burla, una palabra que no tiene sentido, a tal punto que, para muchos, nunca ha existido. La delincuencia se ha desplegado en las calles; el desfalco de las arcas de estado, cayó en mano de los gobernantes; cada día somos lentamente envenenados con productos infectados con materia prima contaminada, desde el suelo al fruto de la tierra y siguiendo con los animales. La enfermedad se ha convertido en un negocio siniestro; hoy día, es redituable la muerte. En lugar de pan para el hambriento, más bombas, en lugar de agua para el sediento, sequedales y escombros. El terror se convirtió en moneda corriente para algunos, para otros, un método de propaganda. La religión, el gran negocio de los canallas. La doctrina cristiana, un código muerto, un conjunto de ideas sin reflexión, una especie de Ilíada contemporánea, llena de mitos y huecas hazañas que solo deja muertos espirituales.

 

Si este mundo no se detiene a pensar que va a su destrucción, el resultado es inevitable. Debemos volver a la luz. Solo Cristo da esperanza; ya basta de las religiones, las monarquías, la democracia, el capitalismo o el comunismo y todo lo que hay en medio; basta de ilusiones falsas; basta de remedios ideológicos vencidos o que no tienen beneficios. Lo que necesitamos es lo único que realmente ha dado evidencia de transformación, atestiguada por millones de testimonios a través de los tiempos, el evangelio. Sin embargo, este grito desesperado desde un escritorio no será escuchado; quedará en una bandeja de desperdicios informáticos, porque lo único que parece interesar es el fraude, la mentira, la ilusión que solo se trata de un espejismo. No se puede confiar en el hombre; ya tuvo sobrado tiempo para probar sus proyectos, ha fracasado. Es tiempo de darle la oportunidad a Cristo. Él dijo, “el que quiere venir en pos de mí, sígame” Dos caminos nos quedan, seguir al mundo o, seguir a Cristo. ¿Usted verá lo que hace? Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon