December 23, 2019

December 19, 2019

December 16, 2019

December 6, 2019

December 3, 2019

December 2, 2019

November 26, 2019

November 25, 2019

November 12, 2019

Please reload

Recent Posts

DIGA NO AL KARMA

January 4, 2019

1/9
Please reload

Featured Posts

VOLVAMOS AL SERVICIO

December 11, 2017

Buenos días estimados hermanos/as, bendiciones en el nombre de Cristo

 

Hay algo en lo que se llama hoy la iglesia evangélica, que ya no muestras las marcas de aquel organismo que inauguraron los primeros creyentes del siglo I. En los últimos años especialmente, ha ido degenerando hasta convertirse en una institución que practica la explotación y abusos que se están pasando por alto sin ser penados o denunciados debidamente por las instituciones o asociaciones religiosos, quizás por algún tipo de complicidad con ellos, y aun las autoridades de gobierno que, por temor tal vez a un levantamiento de un sector importante de la sociedad, callan y otorgan margen para los desmanes y, hasta cierto punto, los delitos que se llevan a cabo en las “iglesias”. Esto acredita las palabras de un diplomático y escritor del siglo XIX, René de Chateaubriand (1768-1848), quien dijo en una ocasión, “Las instituciones pasan por tres períodos: el del servicio, el de los privilegios y el del abuso”. Es a este tercer estado al que me refiero, al del abuso en que va sucumbiendo la institución.

 

Todos los creyentes son en parte responsables de este fenómeno, pues, al callar, sabiendo que se estuvo gestando esto que hoy vemos, y por otro lado, afirmando, sosteniendo y apoyando a los que han invadido nuestros púlpitos para proclamar el error y un negocio nefasto. El tema del servicio es extraño, y lo único que se sirve es, a los intereses de los que viven de la ineptitud del pueblo de Dios en denunciar a los farsantes que los dirigen.

 

Cuando Juan escribió a un tal Gayo, y le dijo “Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a los hermanos, especialmente a los desconocidos”, pensaba en aquello que tiene relación con el evangelio; la salvación de las almas, no el enriquecimiento de una elite que forma parte de una falsa iglesia. Debemos sentarnos a reflexionar si somos parte de aquella gesta de creyentes dados a servir a Dios y los demás, o de esta nueva tendencia que ha abrazado otro evangelio, que ha comenzado una vez con el servicio, pero hoy, ha desembocado en un flagrante abuso. Empecemos a reconocer nuestro fallo, quizás aporte, aun en el silencio, quizás aun, la participación directa, y volvamos a aquel principio de servicio y testimonio para el cual hemos sido llamados y somos aun preservados. Demos vuelta al patrón, del abuso, volvamos de una vez al servicio. Considérelo.

 

El Pastor

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon

© 2014 / 15 IGLESIA BAUTISTA CASTELLANA ~ TORONTO  /  ALL RIGHTS RESERVED

46 Denison Road East, Toronto, ON   M9N 1B7 

Tel. 416-963-9073       Pastor Edgardo Piesco

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon